miércoles, 26 de septiembre de 2007

Sonic Youth


Thurston Moore y Lee Ranaldo, ambos guitarristas y cantantes coinciden en la singular orquesta de Glenn Branca, un músico vanguardista newyorkino interesado en el potencial de un “tropel” de guitarras eléctricas, estos experimentos los llevaron a formar su propia banda junto a la bajista y cantante Kim Gordon y el baterista Richard Edson. Branca les quería a toda costa para inaugurar su sello Neutral Records, es así como graban su primera placa “Sonic Youth”, un ep de cinco canciones que estrenaron en el Noise Fest que tuvo lugar en la galería White Columbus de Nueva York en 1981; el ep apenas si lograr llamar la atención de nadie ajeno a la comunidad vanguardista local (ja! no saben lo que se avecinaba), pero nuestros queridos Sonic Youth no se rinden, y regresan en 1983 con su primer disco “Confusion Is Sex” (ya con Jim Sclavanus en la batería), alejado un poco de los parámetros de la No Wave newyorkina, y más cercano a una línea rock, claro que con S.Y todo es tan difuso que no se que pensar…canciones como “Shaking Hell”, “Making the Nature Scene” o “I Wanna Be Your Dog” (cover de The Stooges), consiguen encontrar camino entre el caos que se puede sentir en el disco. Con Confusion..tienen su primera experiencia europea teloneando a Branca, con el que ya no sostenían una buena relación, de todo esto sale un minialbum “Kill Yr Idols” (1983), con el que dan por terminada su relación con Branca y Neutral. A finales de 1984 entran al estudio para grabar su siguiente disco, esta ves con Bob Bert en la batería, por que Jim decidió dejar la banda para irse a tocar en el grupo de su novia ( seguro que después de ver el éxito que S.Y alcanzo con este disco le dieron ganar de matar a su novia y volverse un misógino a todo vapor), del que se da un adelanto con el delicioso tema “Death Valley '69” (publicado por el sello irlandés Iridescence) en el que junto a su vieja amigueta Lydia Lunch recrean de la manera más bella y tortuosa, los crímenes de la familia Manson. “Bad Moon Rising” (1985) inicialmente iba a ser editado bajo el sello Doublevision (otros que seguro se tiraron un tiempo después de un puente), pero alegando que la imagen que ofrecía el disco era demasiado grotesca, no fue aceptado, lo que deja a Bad…. en el limbo por un tiempo al no encontrar quien lo editara, pero gracias a Paul Smith-Bodden, un viejo amiguete de la banda, que decide arriesgarse por S.Y (cosa que se le agradece) y fundar Blast First, una independiente con ninguna experiencia y cuya primera placa era el disco que nadie quería editar, mhhh, parecía un suicidio, pero no fue así, Bad…. se convirtió en todo un éxito, fue la verdadera entrada para S.Y a la agitada escena independiente británica, en donde eran comparados con los vanagloriados The Jesús and Mary Chains, y donde aparte de “Death Valley '69”, “Society Is A Hole” Y “I Love Her All the Time” ( que además de tener una letra preciosa, es para mi la mejor del disco), ya se convertían en verdaderas puntas de lanza de la avanzada Noise gringa.

En 1986 aparece el baterista ideal, Steve Shelley, un muchacho con pinta de buen estudiante y joven modelo, que literalmente le corre la butaca a Bob Bert, la historia es bastante graciosa (bueno, no para Bob Bert), la cosa es que mientras S.Y esta de gira teloneando a Nick Cave And The Bad Seeds, Steve se queda en casa de Thurston y Kim, para pasar el rato, este se aprende las canciones de S.Y, al regreso de estos, se dan cuenta que le suenan estupendas, y ven que este muchacho les podía ofrecer mucho más, por lo que deciden anticiparle las vacaciones a Bob Bert quien termina tocando en Pussy Galore, una banda para nada despreciable. Tras el cambio de baterista, la banda se centra en lo que será su nuevo disco “EVOL” (1986), publicado por SST; el álbum resulta más cercano al pop, en el que se encuentran imágenes de Alfred Hitchcock, fantasías con Marilyn Monroe y viajes a lejanos reinos. El disco funciona bastante bien, canciones como “Tom Violence”, Green Light” y “Expresway To Yr. Skull”, son una amalgama entre tensión y paroxismo, que da como resultado unas guitarras que no piden clemencia, que piden más dolor pero a la vez más belleza, y que los consagra poco a poco como los cuatro paladines del ruido.

Quizá un poco para molestar a los críticos que les llamaron la atención por no ser suficientemente rockers en Evol, S.Y hicieron “Sister” (1987), otra vez editado por SST (aunque en Europa seguían siendo una banda Blast First), y que resulto ser el álbum con las canciones más “limpias” en lo que llevaban de trayectoria, canciones como “Schizophrenia”, “Stereo Sanctity”, “Tuff Gnarl” o la preciosa “Beauty Lies in the Eyes”, son piezas claves para comprender todo lo que significa el universo S.Y, la capacidad, al parecer inagotable que tienen de crear música calida entre oleadas de brutalidad amplificada es sorprendente, que si no fuera por que me gusta más otro disco, diría que es mi favorito, ah!, eso si, lejos el mejor de su etapa 80`s y al que deben su reconocimiento como reyes de la escena independiente, así muchos digan que esto lo logran con “Daydream Nation” (1988), que sale casi a la par de su proyecto paralelo Ciccone Youth ( Sonic Youth + Mike Walt), en el que se divierten haciendo cameos como “ Into the Groove” de Madonna y “Addicted to Love” de Robert Palmer, además de extrañas fusiones como “Hendrix Cosby” ( Bill Cosby + Jimi Hendrix) o “MacBeth ( Macdonald`st + “Beth” de Kiss). Regresando con Daydream.. (que esta vez sale editado por Enigma, pues la posibilidades de distribución con SST se quedaban cortas para las intenciones del grupo), que es un disco al que considero como la puntada final para cerrar una trilogía (Evol, Sister y por supuesto Daydream Nation) inexistente en la teoría, pero esencial en lo practico, con el que se acercan aun más a la depuración de su sonido, alejados ya de largos pasajes noise y adentrándose en terrenos más asequibles, trazando su camino hacia el “mainstream”; no nos digamos mentiras, S.Y son comidilla de todo mundo, y esto esta bien, cuando una banda es tan buena el paso lógico es llegar a un publico mayoritario, así que no se asusten cuando digo “mainstream” por que lo hago por el lado positivo que este tiene…en fin, canciones como “Silver Rocket”, “`Cross The Breeze”, “Total Trash” y el himno generacional “Teenage Riot”, lo hacen un disco correcto, cargado de matices que te van llevando canción tras canción hasta acabar ¿que?, ¿ya acabo?, ¡otra vez mejor!.

La nueva década empezaba para S.Y con varias multinacionales ofreciéndoles el cielo y la tierra, finalmente es DGC quien logra contratarles, aunque las criticas no tardaron en llegar, más de uno pensó que eran unos vendidos y que el fin de la banda estaba cerca, y como no pensar eso cuando el proyecto musical más interesante de los últimos años estaba en el mismo sello que Cher. La respuesta a todo esto fue “Goo” (1990), un disco que simplemente sonaba más accesible y digerible que cualquiera aparecido en el pasado, pero que en esencia era S.Y haciendo lo que mejor sabe hacer, buena música; canciones como “Dirty Boots”, “Tunic (song for Karen)” o “Disappearer” nos abre la ventana hacia un nuevo sonido de la banda, pero que nos recuerda con “Mote” o “Cinderella`s Big Score” que siguen siendo unos S.Y con los ojos bien abiertos, sin restricción alguna, logrando para mi un disco, no se si de los mejores, pero que se deja oír sin reproche, al contrario del fatal “Dirty” (1992) que para mi es el peor disco de S.Y, no se si les peso el “boom” del grunge, y enfrentarse a ya no ser los consentidos de la escena indie, que se sacan este intento de emparentarse con un sonido más taquillero, quiero pensar que todo es culpa de Butch Vig el productor del disco, que quiso hacerlos sonar como Nirvana; este disco no lo salva ni “Wish Fulfilment” y “JC”, que debieron dejarlas para su siguiente álbum, mi favorito “Experimental Jet Set, Trash And No Star” (1994), en el que encuentro un cierto tono nostálgico (hasta podría llamarle sentimiento de culpa) cargado de una sobriedad que no sacrifica esa capacidad para crear sobre la marcha articuladas sonoridades como , “Winner´s Blues”, creo que es el único blues sobre un ganador, “Self –Obsessed and Sexxee”, lejos la mejor del disco , la exquisita “Toky Eye” y la deliciosa "Doctor´s Orders", haciendo de este disco el más completo, desde no wave o noise, pasando por simple y llano rock y pop se puede escuchar en este álbum, es como escuchar todo lo que ha hecho S.Y en un solo disco, un álbum que disfruto como ningún otro y que nunca me cansare de recomendar; claro que “Washing Machine” (2005) es otra gran pieza, en la que muestran una actitud más visceral, y en el que la cadencia de una música de fondo duele mucho más que unas afiladas guitarras, muestra de ello son “Unwind”, “Skip Tracer” y “Little Trouble Girl” (dedicable a más de una señorita por ahí), logrando uno de los sus mejores discos, no solo de su etapa 90`s, sino de toda su carrera.

1997 es para S.Y la cristalización de “A Thousand Leaves”, un disco más de convicciones que de conseciones a su sello, y pese a ser un disco correcto, dista de sus mejores trabajos, y quizá sea por que con él intentan dejar en claro que no han perdido su capacidad evolutiva, lo que precisamente les hace perder un poco de frescura, claro que es solo un pequeño detalle para un banda caracterizada por mantener un notable nivel en sus entregas, así se puede apreciar en canciones como “Sunday”, “Hoarfrost” o “Hits of Sunshine (for Allen Ginsberg)”. Claro que donde logran soltura artística es en SYR (Sonic Youth records), un laboratorio sonoro donde tienen riesgos insospechados, trabajando codo a codo con amiguetes como Whorton Tires, DJ Olive, William Winat, Jim O´rorke o Takehisa Kusugi….les suena alguno?, esto sin contar el sello de Thurston Ecstatic Peace, el sello de Steve Smells Like Records, los grupos paralelos, trabajos en solitario, colaboraciones y demás, demasiados como para mencionar. Su siguiente disco “NYC Ghost And Flowers” (2002), es un álbum que poco me gusta, creo que se dilata demasiado en busca de un nuevo sonido para la banda, eso si, el increíble tema que da titulo a la placa fácilmente podría sostener hasta al pero de los discos.

A partir de 2002, hay un nuevo comienzo para S.Y, una etapa bonita y melódica, el pilar de todo esto es “Murray Street”, un disco de fácil audición y que refresca un poco después de la etapa, digamos experimental de la banda; “Disconnection Notice” y “Karen Revisited”, se hacen deliciosas al escucharles, un disco corto pero afortunado, al que le sigue “Nurse” (2004), en el que mezclan la línea melódica del Murray…con su viejo estilo noise, un álbum bien construido a partir de diferentes líneas y en el que se nota mucho más la tercer guitarra que venían utilizando desde su anterior disco, produciendo una sonoridad impecable, que te atrapa con canciones como “Dripping Dream”, “Unmade Bed” o “Dude Ranen Nurse”. Su ultimo disco “Rather Ripped” (2007), continua con esta buena línea que últimamente tiene S.Y, un disco que encaja perfectamente con los dos álbum anteriores, aunque este sea un poco más rocker, y como no, si encontramos cosas como “Incinerate”, “Do You Believe in Rapture?” o “Rats” que en la vos de Lee suena pero demasiado.

En Sonic Youth convergen, sin ellos haberlo pretendido, ese sueño del rock de ser entendido como expresión estética y la idea de que la creación musical no puede estar supeditada a los devaneos de la industria o a las ideas convertidas en clichés, cosa que se han ganado a pulso, pues disco tras disco demuestran que junto a su música existe una concepción del mundo que pocas veces nos es revelada , y que S.Y se encarga de hacerlo desde su propia dermis.

"I Wanna Be Your Dog"
"Teen Age Riot"
‘Cross The Breeze"
"The Sprawl"
"Theresa's Sound World"
"JC"
"Tokyo Eye"
"Hits Of Sunshine"
"Disconnection Notice"
"The Dripping Dream"

Sonic Youth-Bull in the heather

2 comentarios:

Megaman dijo...

Definitivamente la banda de mis amores, la numero uno en mi top de bandas de todos los tiempos, una pieza infaltable en mi rompecabezas musical, mejor dicho no tengo palabras para expresar lo que significa esta banda, una bofetada en la cara para tanta cosita regular que hay por ahi.

Pdta: Hey, le tiraste superduro al "Dirty" mi album favorito, no se si sea tan comercial o tan grunge o lo que sea pero sin embargo me parece un gran album, Wish fullfilment ¡Ahhhh! lejos la mejor de todas.
Saludos

mister Barman dijo...

ehh Data... menuda reseña te levantaste de los Sónicos... cada vez que la iba leyendo iba poniendo los disquitos para optimizar la correcta lectura... te ganaste una pola (por cierto... creo que aun me debés por ahi una pola también de cortesia).

(aplausos finales)
(efecto fade-out)