jueves, 15 de mayo de 2008

Lalo Schifrin


Boris Claudio Schifrin a.k.a Lalo Schifrin, nace en Buenos Aires Argentina en 1932 en el núcleo de una familia de músicos, es por esto que rápidamente siente inclinación por este arte, impulsado en gran medida por su padre quien lo inscribió en clases de piano cuando tan solo tenía seis años. Durante su adolescencia Schifrin se intereso por todo tipo de instrumentos, como el violín, el trombón y el chelo, que lo llevaron a inscribirse, tras terminar la secundaria, en el conservatorio de Paris en 1952, siendo participe de la movida “jazzistica” parisina, claro que tras su graduación, se regresa para Buenos Aires donde forma una big band en la que toca música clásica, jazz y música popular. En 1956 conoce al trompetista Dizzy Gillespie, quien queda encantando con la música de la big band de Schifrin, tanto a si que le encarga algunas composiciones que terminarían convirtiéndose en un suit de cinco movimientos llamado “Gillespiana”, que alcanza un gran éxito, por lo que Gillespie le propone a Schifrin que se una a su quinteto y se trasladen a Nueva York, donde hay más espacio para la música que están practicando.

Con su llegada a Nueva York, el quinteto de Gillespie despega mucho más, obteniendo gran aprobación por parte de un público que parecía ser más exigente, pero a la vez más receptivo frente a su música. Este idilio duro hasta 1963, año en que Schifrin decide centrar su carrera en la composición y en la dirección, despidiéndose de Nueva York para saludar a un Hollywood que se encontraba en pleno apogeo. Es en esta ciudad donde Schifrin alcanza un éxito masivo, pues gracias a la fama que le presidía por su participación en el quinteto de Gillespie, es encargado para la composición de la música de una nueva serie, se trata nada más y nada menos que de Misión Imposible, si!, así es, este señor es quien compuso la famosa canción del opening de la serie, ah! una delicia, tun, tun, tun,tun,tun….bueno, bueno, pero no solo se acredito este éxito, pues a partir de ese momento Schifrin se convirtió en una maquina para escribir, llegando a componer más de 100 melodías para películas de cine y series de televisión, entre las que se destacan, Kung Fu, Earth Star Voyager, Planet of The Apes, Petrocelli, Medical Center, Cool Hand Luke, The Competition, Mannix, Dirty Harry, The Fox, Bullitt, FX 2, Rush Tour, Tango y Amityville Horror, logrando 21 nominaciones para los premios Grammy, ganado en cuatro oportunidades, junto con seis nominaciones para el premio oscar.

En la actualidad Schifrin sigue en las mismas, escribiendo música para cine y televisión, creo que su ultimo trabajo fue para la adaptación del comic “The Spirit” del siempre bien ponderado Will Eisner, si es así, en hora buena, si no qué más da, este señor ya puede estar tranquilo con las delicias que hizo. Lo único malo, es que no hay un disco que recopile todas estas canciones, o bueno al menos yo no lo conozco, así que si alguien sabe de su existencia, avise no más y sea un buen samaritano, mientras tanto, toca conformarse con algunos videos, y una canción (para que haga y baile como un simio), por que la verdad no hay nada más.

*

*
Lalo Schifrin - Dirty Harry Theme

1 comentarios:

recomiendoo dijo...

la verdad es que es todo un genio este tio.