domingo, 6 de julio de 2008

Wolf Parade

Dan Boeckner y Spencer Krug eran viejos amiguetes que se colaboraban mutuamente en sus proyectos musicales, un día cualquiera un amigo mutuo les consiguió un toque como teloneros de Arcade Fire (cuando aún no eran conocidos por medio mundo) mencionándole al promotor del concierto que conocía a unos amigos que tenían una banda increíble, el asunto es que tal banda no existía, así que Spencer y Dan unieron fuerzas con Hadji Bacará y Arlet Thompson y formaron a tan solo unos días del concierto a Wolf Parade. Cuando llego el día de la presentación tan solo tenían unos ensayos encima, pero eso fue suficiente para “arrasar” y ganar la simpatía del público asistente y de los mismos Arcade Fire que desde entonces son amigos incondicionales de la banda. Tras el éxito de su primer concierto todos deciden meterse de lleno con la banda, que autoedita el EP “Four-Song” a finales de 2003, al que le seguiría otro EP “Six-Song” (2004), que llama la atención de Isaac Brock (vocalista de Modest Mouse) que los pone en contacto con la gente de Sub Pop, que muestra gran interés en la banda y los ficha de inmediato. Con Sub Pop seguirán en la racha de EP´s y editan a mediados de 2005 “Wolf Parade” que aparece como adelanto de su primer disco, que ha esas alturas se hacia más que necesario, pues el prestigio de la banda crecía como la espuma, afortunadamente no se tuvo que esperar mucho pues a finales de ese año sale “Apologies to the Quen Mary”, un disco esperadísimo, y que no defraudo en ningún momento, es más creo que nadie esperaba que fuera tan extremadamente bueno, es una completa delicia, demasié, demasié, demasié bueno, la verdad me quedo corto en elogios para este disco, es más ni siquiera se que canciones recomendar, todas son muy buenas, pero por mencionar algunas diría que “Dear Songs And Daughters Of Hungry Ghosts” si desde el nombre ya es buena, “Fancy Claps” maravillosamente estimulante, “Modern World” de seguro Arcade Fire estarían encantados de tocarla o “This Heart´s On Fire” en este preciso momento mi favorita del disco, sobresalen un poco más, pero es mínima la diferencia ante un disco tan bien logrado, pocas veces he escuchado un disco tan parejo.

Con “Apologies to the Quen Mary”, Wolf Parade logro un éxito inmediato y pese a ser editados a finales de 2005, apareció merecidamente en más de una de lista de los mejores discos de ese año, a lo mejor fue esto y el repentino éxito, que la banda decidió tomarse las cosas con demasiada calma, aunque según ellos querían sacar nuevo material en el momento indicado, por lo que mientras llegaba ese momento, se dedican a otros proyectos en los que intervienen como Swan Lake, Frog Eyes y Sunset Rowndow, grupos que utilizan las dos cabezas pensantes del grupo Dan Boeckner y Spencer Krug para dar salida a diferentes facetas musicales, con más de un acierto y que merecen cada uno en solitario su propia reseña, son realmente interesantes. Afortunadamente el momento indicado llego este año con la edición de su nuevo disco “At Mount Zoomer”, que salio hace tan solo un par de semanas, y que me deja un poco desinflado, lo esperaba mucho mejor, claro es un buen disco, pero no alcanza a producir ese enganche que logra “Apologies to the Quen Mary”, pese a grandes momentos como “Soldier´s Grin”, “Lenguaje City” o “The Grey Estates” al final se queda corto, sin embargo, repito, es un buen disco, es como lo que pasa con “Funeral” y “Neon Bible”, el precedente inicial es demasiado alto, esperemos que con el pasar del los días el disco vaya ganando fuerza, a lo mejor a final de año lo declaro como mi disco favorito de este año, quien sabe.

Wolf Parade "This Heart´s On Fire”